FEPAC-ASAJA exige nuevas actuaciones ante la Xylella.

 

Castellón, 20 de julio de 2018

FEPAC-ASAJA exige nuevas actuaciones tras detectarse el octavo brote de Xylella Fastidiosa.

El sector agrario se encuentra muy preocupado tras detectarse un nuevo brote de Xylella Fastidiosa, con la particularidad de que hasta ahora se había detectado exclusivamente en almendro, y en esta ocasión se han detectado 30 nuevos casos, algunos en plantas como el romero, o la manzanilla.

El presidente de FEPAC-ASAJA, José Vicente Guinot, ha comentado que “la Xylella está dejando de ser un problema localizado y, si no se intensifican las medidas, en breve se podrían detectar nuevos casos fuera de la zona afectada, puesto que, además, las plantas arbustivas en las que se ha detectado en esta ocasión son muy comunes en cualquier zona de nuestro territorio”.

La Consellería de Agricultura confirmó ayer que se ha detectado un octavo brote de la enfermedad en las zonas de La Marina y El Comptat, zonas donde se detectó el problema hace poco más de un año.

Además, de las 6.008 muestras tomadas a lo largo de este año, todavía quedan pendientes de análisis más de 2.000, por lo que, con toda probabilidad, aparecerán nuevos casos.

Se siguen detectando nuevos casos de Xylella Fastidiosa, y esto provoca inquietud entre los agricultores, que tienen la sensación de que su avance es imparable.

Según indica José Vicente Guinot, “la Xylella está siendo devastadora en toda la zona afectada, y representa un enorme riesgo potencial para toda la agricultura valenciana, por lo que la Consellería de Agricultura debe reforzar sus actuaciones, no solo en materia de seguimiento y control de las zonas afectadas, sino también en las aportaciones económicas necesarias para evitar la ruina de los agricultores afectados y facilitar la posterior puesta en producción de esos terrenos”.

Desde FEPAC-ASAJA se considera que es necesario que se realice lo más rápido posible el pago de las indemnizaciones contempladas por el arranque del arbolado, según el plan de erradicación elaborado desde Bruselas.

Además, consideran necesarias ayudas para el laboreo y la conservación de los terrenos afectados, así como ayudas para que los agricultores afectados puedan poner de nuevo en producción, aunque sea con cultivos diferentes a los actuales.

Para finalizar, José Vicente Guinot señaló que “la situación está siendo traumática para nuestros compañeros de la provincia de Alicante, puesto que la erradicación es una medida extrema, y lo mínimo que merecen es que desde la Consellería se tomen las medidas necesarias para reducir el daño en lo posible y facilitar la viabilidad futura de las explotaciones agrarias afectadas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *